El Príncipe y la croqueta

¿O se dice cocreta? Nunca lo tuve claro. Bueno, a lo que voy. Prometo que no soy mitómano. Sólo me gustaría poder saludar, algún día, a don Juan Carlos (“rey“, para el Sabio) y a Antonio Banderas, por ezo de que zomo paisanos y admiro su éxito y su malagueñismo. Digo que no soy mitómano, no me hago fotos con futbolistas, ni con actrices,… No pido autógrafos. Así que nadie me podrá tachar de tal cosa cuando hable de don Felipe de Borbón.

No sé por qué cae mal, o no cae tan bien como el Padre. Y no sé por qué. No tengo opinión formada sobre sus dotes, su carisma, su preparación, sus cualidades como estadista. Y por eso ayer asistía con curiosidad a la visita de don Felipe a la Ciudad del Fútbol. Llegó marcando porte y me impresionó verlo a un metro, tan alto, con traje azul de rey, sonrisa profiden y oteándonos desde el cielo de los reyes (normal. Que tío más largo, que dirían en mi pueblo). Apenas se paró ante el busto de su bisabuelo, saludó de pasada a los veintitrés elegidos para la gloria, se hizo la foto de rigor, y siguió. Acto inaugural, con entrega de premios y discurso. Desde aquí rompió esquemas.

El protocolo no le requería hablar. Sólo presidir y sonreir. Pidió la palabra y soltó un discurso de Estado en un minuto y poco: “Que sí, que el museo está muy bien, que tiene mucha historia, pero la historia hay que seguir haciéndola grande”. Así que, “chicos, ganad por nosotros, por los millones de españoles, y no españoles, que están detrás de vosotros”. Igual yo estoy condicionado por Mandela, que vi el finde Invictus y lo del rugby y Sudáfrica me caló. Pero intuí en las palabras del Príncipe una intención: “Chicos, dadnos una puñetera alegría, que nos hace falta a todos”. Luego salió camino del Museo y noté, a un metro, que su sonrisa no era finjida, no era de pose, no era de Obama. Transmitía cara de buen tío. Lo dejé en el Museo y me fui a escribir para la web.

Cuando el fiestón languidecía, volví para buscar algún datillo de crónica social. Era el tiempo del canapé. El protocolo había relajado, los periodistas ya estaban revoloteando, los de seguridad se comunicaban por el pinganillo “de perro a cacho perro, cambio” y el Protos blanco volaba. Los chicos de la Roja aprovechaban antes del almuerzo para ponerse al día. Me acerqué al grupo de los catalanes. Piqué llevaba la voz cantante. Tiene pinta de ser un Reina en potencia. Hablaban de sus cosas y yo aproveché para mirar de reojo la bandeja de las croquetas. La perdí de vista al instante. Se me cruzó la bandeja de los fuás, que no me gustan pero me descentraron. Y se me escaparon las croquetas.

Cuando me giré de nuevo, me topé con una espalda, que era de un traje, que pertenecía a un señor grande que era un Príncipe. Y el Príncipe en cuestión le preguntaba a Cesc que si estaba bien de lo suyo, la lesión, vamos. Se partía de risa con el chiste de Piqué, le daba un abrazo de colega a Fernando Hierro, y cazaba al vuelo mi par de croquetas de una bandeja cuyo camarero que le hubiera echado bronca si no fuera el Heredero. En una mano la última croqueta, en otra la Coca-Cola. Era la una del mediodía, y envidié que el Príncipe comiera croquetas mientras yo no me atrevía, por no quedar mal en medio del curro. Me ganó al croqueta un tipo joven, normal, cercano sin falsedad, que se hacía fotos con los familiares clonados de Zubizarreta, que rebuscaba a lo lejos, mientras le rodeaba el pueblo, y desde su medio metro más que la media, un par de bandejas con croquetas vivas, como uno más en una fiesta más…

Esa cercanía que le aplauden al Padre, ayer la encontré en el Hijo. Y a mí, me ganó para su causa. Ahora, soy Felipista, de éste, no del otro. Además, confieso que ponía la 1 para ver a su Señora dar las noticias. Así que más admirado aún. Don Felipe, señor, aquì, un seguidor incondicional.

2 Comentarios

  1. Hola buenas, me pongo en contacto contigo aquí, ya que no he encontrado otra manera de decirtelo más discretamente, y esque te escribo en nombre de “Hablemos de Fútbol” y tras ver tu estupendo blog, y tu largo e casi inmejorable carrera, quería saber sie xiste la posibilidad que hagamos un itnercambio de enlaces en ambos blog, por si quieres perder un poquito de tu tiempo en visitar HdF aquí te dejo el link:http://daniel-hablemosdefutbol.blogspot.com/GraciasEres un máquina

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s