Schruns

Antes de que en el ideario furbolero se ingeste el pueblin polaco de Gniewino igual que lo hizo Potchefstroom en el Mundial, es de justicia homenajear al lugar que se menciona estornudando. Conocimos el sitio en 2010, buscamos a Heidi, y nos marchamos para no volver. Pero fuimos Campeones y nos dio por repetir. Y hoy, que uno echa de menos su paz, sus nieves, sus veinte grados, sus vacas, las campanadas de madrugada, su gente silenciosa… viene a la mente el nombre de otros lugares como Sancti Petri, o Puente Viesgo, lugares de culto para los fans de la España de nuestros noventas. Esos lugares son recordados por la Roja de Clemente, como en el futuro Schruns, el Valle del Montafon, se unirá a la historia de la mejor Selección de nuestros tiempos vividos.

No sé si hay dos sin tres, como Bisbal repetirá hasta reventar este mes. Por si acaso, servidor le rinde al lugar un pequeño recuerdo en forma de bló. Con fotitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s